Wednesday, August 7, 2013

Evo reconoce acarreo de gente para el censo 2012

El presidente Evo Morales reconoció que hubo acarreo de gente el día del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012. Que los alcaldes presionaron a la gente a retornar a sus comunidades para ser encuestados en ellas y que, incluso, pusieron buses gratuitos a disposición para ese efecto. El hecho fue admitido por el mandatario durante el discurso por los 188 años de creación de la República de Bolivia.

Aunque, para analistas y políticos, ese traslado de gente no es causal para desvirtuar el censo, sí tendrá repercusiones económicas en los municipios afectados. La recomendación es aplicar una auditoría técnica.

“Un alcalde de Chuquisaca me decía que a su municipio llegaron 18 buses para hacerse censar. En Orinoca han ido y ni tenían casa. Hasta en las calles y los patios (estaban) parados. En El Alto se instalaron carpas”, dijo Evo Morales.

Inclusive, reveló que él mismo fue presionado por autoridades de Orinoca (Oruro), donde nació, y por gente de su sindicato en Chapare. “Pero yo dije que estoy viviendo siete años en La Paz y donde vivo tengo que hacerme censar”, recordó.

Reacciones

Según el exdirector del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) José Luis Carvajal, el acarreo de gente afectará a los municipios donde esa gente vive, al momento de repartir recursos económicos, aunque descartó que sea causal para invalidar el censo.

“Será un gran problema para un municipio en la medida que haya perdido mucha gente, como en el caso de La Paz, El Alto, Cochabamba o Santa Cruz”, sostuvo. Es de la opinión de que se realice una auditoría técnica al proceso y, en caso de detectarse grandes irregularidades, hacer un recuento poblacional en los lugares afectados.

Melvy Vargas, exdirectora del INE en Santa Cruz, recordó que esa misma situación se vivió en el censo de 2001. “Puede incidir en la cantidad de personas por municipio, pero no influye en el total nacional”.

El gobernador cruceño Rubén Costas expresó que aunque haya el reconocimiento de los errores del presidente, de nada sirve el censo si no muestra con fidelidad las necesidades.

El alcalde de El Alto, Édgar Patana, afirmó que la expectativa poblacional era de al menos un millón de habitantes, pero que solo llegaron a 848.000, por lo que anticipó que llamarán la atención a los que escaparon y dejaron a su ciudad con menos gente.

El alcalde paceño Luis Revilla solicitó, a nombre de los municipios de Bolivia, que los datos del censo sean auditados para despejar toda duda. A su vez, el de Santa Cruz, Percy Fernández, dijo que no hay nada que discutir, que cuando las cosas no están planeadas “se van por la borda”. Aseguró que no tiene fe en los datos, pero que lo único que puede hacer es impulsar una oficina estadística municipal.

Samuel Doria Medina, de Unidad Nacional, expresó que el acarreo de gente no tiene significación en los 10 millones de habitantes. Planteó “una auditoría con profesionales bolivianos para corregir los errores”.

Rebeca Delgado (MAS) cree que debe haber solución antes de que haya una nueva redistribución de ingresos y de un nuevo pacto fiscal

ANÁLISIS

El acarreo deja un impacto económico
Julio Linares / Experto en gestión municipal
El censo tiene validez porque ese día se contó a la gente, aunque hubieran estado en sus propias regiones. No se puede prohibir que vayan a uno u otro lado a hacerse empadronar. Pero, lastimosamente, esto afecta mucho a nivel económico. La gran perdedora es la ciudad de La Paz donde hay 30.000 personas menos en el censo 2012 en comparación con el 2001 y más de Bs 100 millones que no va a recibir. 300 mil personas llegan cada semana a la sede de Gobierno, que no han sido censadas acá. Pero lo mismo sucede con Santa Cruz, que es un municipio que recibe a la población de Montero, Warnes, La Guardia, Porongo. En Cochabamba también vienen desde Sipe Sipe, Quillacollo o Sacaba, que usan los servicios públicos, sus aceras, sus calzadas, sus parques de la ciudad capital, pero que regresan el fin de semana. Ese es el serio problema de las áreas metropolitanas y, mientras no haya una ley, estas ciudades se verán siempre afectadas. Es urgente que se discuta ese proyecto con alcaldías, departamentos y ministerios de Autonomías y Planificación

FRASES

“No tenemos miedo a ninguna auditoría para que revisen los datos del censo. Ahí están”.
Evo Morales / Presidente

No comments:

Post a Comment