Thursday, October 17, 2013

Indígenas califican Censo Agropecuario como engaño



Dirigentes de los pueblos indígenas Guaraní, Weenhayek y Tapiete afirman que el propósito del Gobierno con el Censo Agropecuario es avasallar su territorio o declararlo como no productivo para así descalificarlos en las iniciativas de desarrollo, por lo que se encuentran alertas y decidieron, incluso, negar el paso de personas que de forma arbitraria estarían ingresando a algunas comunidades para recabar datos censales.

“Está decidido de los compañeros indígenas que no van a dejar entrar a sus zonas para que hagan el tema del Censo Agropecuario, es una decisión orgánica que tomaron y vamos a respetar, aunque (los censadores) arbitrariamente están entrando a las comunidades, vulnerando el derecho de cada uno de los pueblos”, indicó el presidente del Consejo de Capitanías Guaraníes, Tomas Araray.
Cada capitanía, dijo Araray, estaría analizando la propuesta a fondo, sobre todo tratando de dilucidar el fondo que tiene el Censo Agropecuario, “ya que los pueblos indígenas tienen plena conciencia de la doble finalidad de este censo”. “Preocupa el análisis que se haga para ver si cada capitanía cumple o no la función económica social para ver el recorte de territorio de los pueblos indígenas, situación que alarma en sobremanera”, manifestó.
Por tanto, anunció que se está analizando cada criterio sobre las decisiones que se vayan a tomar para que entre los tres pueblos indígenas se pueda definir una postura.
El asambleísta departamental Justino Zambrana, de la bancada indígena, aseguró que la intención del censo no es otra que la distribución de las tierras, la sería justificada con el censo para avasallar territorio indígena y propiedades privadas. “Lo que el Gobierno pretende es hacer migraciones y nuevos asentamientos en las tierras bajas, Amazonia y Chaco, tratando de justificar o camuflar ese trabajo cuando la intención es clara, sobre el argumento político que tienen para el debate de la nueva redistribución de tierra en nuestro país”, lamentó.
El capitán grande del pueblo Weenhayek, Moisés Sapiranda, manifestó que existe una brigada que se encuentra por las comunidades de Villa Montes, preguntando sobre la cantidad de ganado que se tiene, cómo se vive y cuántas casas hay. “Hay dudas, se vio ya que a nivel nacional se dijo que somos 321 personas cuando internamente somos 680 familias, lo que se quiere es hacer daño al pueblo para negarnos participación en regalías”, acusó.

No comments:

Post a Comment