Friday, November 22, 2013

A un año del Censo, coinciden que la principal falla fue la cartografía

El Censo Nacional de Población y Vivienda 2012 tuvo falencias, principalmente, por las cartografías desactualizadas, ese es el criterio que analistas y expertos en la materia emitieron en el Foro Debate "Evaluación a un año del Censo 2012".

Y es que, el 21 de noviembre se cumplió un año de este proceso que, tras la presentación de sus resultados, generó una serie de críticas, tanto por los errores en la variación de los datos preliminares y finales, como en el contenido, por ejemplo, en la reducción de habitantes en municipios como La Paz, donde de los 793.293 habitantes que poseía en 2001, la cifra se redujo a 764.617 en 2012.

El jefe de la Unidad de Estadísticas de la Alcaldía de La Paz, Edgar Pacheco, indicó que la principal falencia del Conteo Nacional Poblacional, al menos en el municipio de La Paz, fue la cartografía empleada y que data del año 2001. Aclaró que la población del municipio no disminuyó, sino que habría sido asignada a otros poblados por el tema limítrofe, como ser Palca, Achocalla, Mecapaca, El Alto y otros, a quienes se les asignó el código cero.

"La población que habíamos dicho que estaba perdida, pues no lo está, está asignada en otros municipios por una delimitación que no compete al Ministerio de Planificación. Lo que nos han recomendado es que el Ministerio de Autonomías es el único ente autorizado para el tema limítrofe y que todos los datos que sean tomados en cuenta con discrepancias limítrofes iban a ser codificados con número cero", afirmó Pacheco.

Por su parte, el antropólogo y docente de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Álvaro Diez, coincidió con este problema y sugirió, además, la realización de un censo indígena en un futuro, puesto que, primero, muchos encuestadores no alcanzaron a la totalidad de los pueblos indígenas y, segundo, porque la autoidentificación indígena estuvo mal concebida, pues, por ejemplo, una cosa es "sentirse" aymara y otra la de "ser" aymara.

"La principal falencia de este censo es la falta de una cartografía. A mí me consta como antropólogo que soy que no han ido a lugares como Cavineños", aseguró Diez, en el Foro que se realizó este jueves en el Paraninfo de la UMSA.

Por otro lado, el representante de Instituto de Investigaciones Sociológicas, René Pereira, y el representante de la Fundación ARU, Wilson Jiménez, señalaron que no hubo un buen manejo en los datos registrados por parte del Gobierno.

"En las reflexiones nos referimos al informe parcial de julio de 2013, nos deja mucha incertidumbre, no nos da la sensación de que fuese un censo de calidad. Del informe del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade), qué podemos esperar, dada la variabilidad del tratamiento de datos que tiene" señaló Jiménez.

Pereira lamentó que el Instituto Nacional de Estadística (INE) no haya participado de este Foro, pese a que se lo había convocado.

No comments:

Post a Comment