Wednesday, January 8, 2014

730 mil hogares boivianos aún usa leña para cocinar sus alimentos

En el país, algo más de 730 mil hogares utilizan leña, bosta, guano o taquia como combustible para cocinar. Esta cantidad es ligeramente inferior a lo que ocurría en el territorio nacional el año 2001, cuando superaba los 750 mil viviendas, según informa el Instituto Nacional de Estadística (INE) al dar a conocer los datos del Censo Nacional de Población de Vivienda 2012.
El informe añade que a escala nacional la principal fuente de energía utilizada para cocinar es el gas en garrafa, con más de 1.700.000 hogares (el 61,34 por ciento ). Le sigue en orden de importancia la leña, con más de 675 mil hogares (24,01 por ciento ). Entre 2001 y 2012, el empleo del gas en garrafa pasó de 59,24 a 61,34 por ciento de las viviendas particulares.
El gas por cañería, que en el censo de 2001 estaba incluido en la categoría de "gas por garrafa”, en el censo de noviembre de 2012 se registró en 283 mil viviendas, lo que representa el 10,08 por ciento .
Como se puede ver en el cuadro adjunto, entre 2001 y 2012 las viviendas donde no se utilizan combustibles casi se duplicaron, pues pasaron de casi 30.000 a algo más de 49.000 unidades.
El informe del INE también muestra que en el departamento de La Paz hay más hogares que utilizan leña que gas por cañería como combustible para la preparación de sus alimentos. Los primeros superan los 172 mil casos y los segundos llegan a algo más de 120 mil unidades habitacionales.
Por otra parte, también se puede indicar que la leña es el combustible que más se usa en los departamentos de Cochabamba y Potosí, en cada caso con más de 100 viviendas, respecto del gas por cañería que tiene un menor consumo.
Otra comparación que permite el cuadro es que en el país mientras el gas en garrafa llega a más de 1.700.000 hogares, el gas por cañería lo hace sólo a unas 283 mil viviendas.

En 2012, del total de viviendas particulares que usan gas domiciliario, 45,64 por ciento corresponde al departamento de La Paz, seguido por Cochabamba, Tarija y Santa Cruz.

En el informe del INE también destaca la aparición del consumo de energía solar en las viviendas del país. El total nacional llega a 1.245 viviendas, de las que más de la mitad se encuentra en el departamento de Potosí, con 638 casos.
Bolivia y sus dos realidades

En Bolivia hay dos realidades que coexisten: una urbana energéticamente satisfecha con combustibles modernos y una realidad rural aislada, inconexa y marginada del mercado energético nacional, donde habita casi la mitad de la población del país.
Estas afirmaciones que están en la página web de la FAO se encuentran en un informe preparado hace algunos años por los ingenieros Miguel Fernández Fuentes, director de PROPER, y Mario Saavedra Ramírez, coordinador general de Ulocepi, y que mantiene plena actualidad.



En algunas de sus partes, este documento señala que Bolivia es exportador de energéticos, como el gas natural, y tiene gran potencial para generar energía eléctrica. Pero la otra cara muestra una realidad distinta que no se la conoce mucho.
Los hidrocarburos apenas si llegan al área rural.
Las familias que utilizan GLP para cocinar se encuentran ubicadas alrededor de las ciudades y centros rurales más importantes, mientras que al resto del campo sencillamente no llega este combustible.
Las estadísticas del censo 2012, que muestran que hay más de 700 mil unidades habitacionales que aún utilizan leña o bosta como combustible para procesar sus alimentos, confirman los comentarios de Fernández y Saavedra.


No comments:

Post a Comment