Monday, May 5, 2014

La población de 17 municipios de La Paz creció entre 40% y 206%



Diecisiete de los 87 municipios del departamento de La Paz crecieron entre 40% y 206% de 2001 a 2012; sin embargo, la expansión poblacional no ha sido acompañada con la provisión de servicios básicos y el déficit golpea sobre todo a los nuevos asentamientos.

Los de mayor crecimiento son Waldo Ballivián, Tito Yupanqui, Nazacara de Pacajes, La Asunta y Villa Libertad Licoma, entre 206% y 100,4%, según la comparación entre la cantidad de habitantes registrada en el Censo Nacional de Población y Vivienda 2001 y el de 2012.

La Razón entrevistó a autoridades ediles de ocho municipios. A excepción de Laja, todas coincidieron en que las comunidades cercanas carecen de agua potable, alcantarillado pluvial, electricidad y telefonía, en mayor o menor medida, y que solamente la capital municipal cuenta con alcantarillado sanitario.

Mario Flores, alcalde de Apolo, en la provincia Franz Tamayo, indicó que el 50% de la población —cerca de 10.000 personas, ya que según el censo tiene 20.217 habitantes— de los pueblos de Yoregua, Charque, San Bernardo, Bolsón, Puerto El Carmen, Cocos Lanza, San Fermín, entre otros, no tienen acceso al agua potable.

“Tenemos 92 comunidades, como los mosetenes y chimanes, entre indígenas y campesinas. Ése es el 50% que tampoco tendría electricidad, servicio telefónico, ni escuelas ni centros de salud. Vivir dentro del Parque Nacional Madidi no significa vivir sin luz ni servicios básicos”. La ciudad de Apolo tiene 12 zonas y nueve tampoco tienen alcantarillado.

De 20 comunidades rurales que hay en el municipio de La Asunta, Sud Yungas, 17 desvían sus aguas servidas hacia los cerros, lo que remoja la tierra y produce derrumbes, dijo el concejal Ceferino Aruquipa. “Solo el 70% (27.300 de un total de 39.105) tiene energía eléctrica, no se ha llegado al 100%”, añadió.

Jorge Silva, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia (FAM), admitió que la falta de servicios es el principal problema que acarrea este crecimiento, en el departamento y en Bolivia. “Es un fenómeno que se repite en el resto del país, a partir del nuevo enfoque de Estado Plurinacional el acceso a los servicios básicos se constituye en un derecho fundamental, antes estaban privatizados, ésa es la razón por la que en los 339 municipios no tenemos acceso a los servicios básicos en el 100%”. El artículo 373 de la Constitución Política del Estado establece que el agua es un “derecho fundamentalísimo para la vida” y que el Estado promoverá su uso y acceso.

En el municipio de Yanacachi, en Sud Yungas, el 20% de sus 6.302 habitantes aún no puede ejercer este derecho. Sin embargo, la cobertura de la energía eléctrica es del 95%, señaló el alcalde Feliciano López. “El aumento poblacional se debe a que hay gente que ha emigrado, principalmente por la minería, además no todos fueron registrados en el anterior censo”, remarcó.

Para el concejal de La Asunta Ceferino Aruquipa, el 117% de crecimiento de la población se debe a la tasa de natalidad, de 4,9% hijos por mujer, por encima del promedio departamental, de cuatro. En este municipio, 17 de las 20 comunidades carecen de alcantarillado, “pero se encuentran en proceso de construcción”.

La falta de este servicio ha provocado que las aguas servidas expulsadas de las viviendas humedezcan la tierra, lo que ocasiona derrumbes que obstruyen los caminos.Autoridades de los municipios de Coroico, Ixiamas, Irupana y Viacha, admitieron que tienen parecidos problemas, a excepción de Laja, provincia Los Andes, cuyo alcalde Pedro Huanca informó que se logró trabajar para “el 100% de la población”.

En sus 63 comunidades se instaló letrinas y duchas ecológicas, en vez de alcantarillado. “Todas las comunidades tienen agua potable, luz, mucho antes hemos cubierto todo ello, telefonía también, pero crecen las urbanizaciones”.

Delfín Mamani, alcalde de Viacha, que está dividido en 12 distritos, dijo que solo el 6 y el 7, situados a la vera del camino El Alto-Viacha, no cuentan con alcantarillado, ni pluvial ni sanitario. “Viacha está creciendo hacia El Alto. Debido a este crecimiento hemos decidido comenzar el tendido del alcantarillado sanitario. Durante esta gestión hemos implementado los programas MiAgua I y MiAgua II. Lo que corresponde al Distrito 1, donde está la Alcaldía, cumplimos en 90%”, manifestó.

Ángel Miranda, principal autoridad edil de Coroico, sostuvo que, de los cerca de Bs 17 millones de ingresos, destina la mayor cantidad a financiar proyectos de salud y educación. Solamente el 35% de la inversión está destinada a la provisión de servicios para sus 38 comunidades.

“En el marco de la ley (debemos) asignar para educación, deportes, seguro materno infantil, seguridad ciudadana y otros, primero eso debemos distribuir, y lo que sobra, el 35%, es para las otras comunidades, y eso no es suficiente. Si todo el presupuesto que se asigna sería utilizado en obras y proyectos, sería lindo, pero no es así”, indicó Miranda.

El 70% de los habitantes de Coroico cuenta con agua y energía eléctrica. “Alcantarillado sanitario ni la misma población donde está la Alcaldía tiene, falta mucho por hacer”. Para el vicepresidente de la FAM, el déficit de cobertura de agua potable, energía eléctrica, alcantarillado pluvial y sanitario no solamente se debe a la falta de fondos, sino que es consecuencia de la “mezquindad del cálculo político” de los alcaldes, que solo se concentran en caminos.

“Los recursos que perciben no son suficientes. Nuestras autoridades tiene el chip del centralismo, se dedican más a hacer obras de infraestructura, cemento, no se preocupan mucho de canalización de ríos y del alcantarillado, hay muy poca plata que se destina a esos proyectos”, apuntó.

Respecto a Ixiamas, la diputada Julia Quisbert, del Movimiento Al Socialismo, señaló que de las 140 comunidades con las que cuenta ese municipio, la mitad aún consume agua de ríos o riachuelos. “Hay servicios públicos en la capital, no en las comunidades. El Plan Operativo Anual de Bs 6 millones no es suficiente. Las aguas sucias (servidas) las botan alrededor de sus viviendas”.

Con más de 115 años y sin servicio

El 1 de julio, el municipio de Irupana cumplirá 115 años, pero a la fecha solo la mitad de su población de 17.276, según el Censo 2012, tiene servicio de agua y luz. “Faltan escuelas, centros de salud, caminos, el Gobierno apoya con el proyecto MiAgua, pero necesitamos más apoyo, me preocupa porque otros municipios que se han creado hace 10 o 30 años están muy avanzados”, dijo el alcalde Clemente Mamani.

No comments:

Post a Comment