Thursday, July 9, 2015

SEGÚN DATOS DEL INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA A jUNIO Alimentos consumidos fuera del hogar cuestan más

El incremento del precio del pan tuvo repercusiones en los precios de otros productos. El informe del IPC confirma que hubo un alza del precio de la carne de res y otros en la ciudad de La Paz.

Todos los productos que se consumen fuera del hogar, como el almuerzo, el desayuno, la hamburguesa, la salteña y otros subieron de precio durante junio, debido principalmente al incremento del pan y la carne, según reconocieron algunos comerciantes consultados.

Según el reporte mensual del Instituto Nacional de estadística (INE), el Índice de Precios al Consumidor (IPC), los precios de los principales productos de la canasta familiar subieron el pasado mes en 0,34 por ciento y, hasta junio, la inflación alcanza a 1,09 por ciento y a doce meses llega a 3,19 por ciento.

Las ciudades más inflacionarias fueron Sucre, con 1,19 por ciento; La Paz, con 0,90 por ciento; Cochabamba, con 0,38 por ciento; Oruro, con 0,37% por ciento; Trinidad con 0,16 por ciento; Potosí con 0,10 por ciento; Cobija con
0,05 por ciento; Santa Cruz sufrió el incremento más bajo con 0,02 por ciento; y la única ciudad que registró una descenso de precios fue Tarija con 1,37 por ciento.

Los principales rubros que registraron un incremento fueron los alimentos y las bebidas no alcohólicas con 0,54 por ciento y la incidencia positiva de 0,17 por ciento de la vivienda y servicios.

En el desglose del capítulo que se refiere a los restaurantes y los hoteles, se observa que el desayuno pasó de 6,61 en enero a 6,75 bolivianos en junio; mientas que el api subió en similar período de 5,53 a 5,62 bolivianos; el almuerzo que se consume fuera del hogar paso de 10,9 en enero a 11 bolivianos; la cena, que costaba en enero 7,53 subió a 7,67 bolivianos; la hamburguesa estaba en este tiempo en 9,87 y en junio subió a 10,25 bolivianos; la salteña costaba en enero 4,39 y en junio pasó a 4,52 bolivianos; el sándwich estaba en 8 y subió a 8,15 bolivianos; mientras la salchipapa costaba 8,07 y cuesta 8,31 bolivianos.

Llama la atención que un pedazo de torta o pastel subiera de 3,07 a 3,21 bolivianos, pese a que la harina bajó de precio, según el Gobierno. Según se pudo consultar en los lugares donde elaboran este tipo de productos, el precio de la torta más barata estaba hasta en 50 bolivianos, pero después del incremento del precio del pan y la carne de res, el precio subió a 60 bolivianos.

Los comerciantes consultados apuntaron que este incremento se debe a la subida del precio del pan, principalmente.

Cabe recordar que el Gobierno decidió suspender la subvención del precio de la harina que se vendía a los panificadores, decisión que motivó en principio a una movilización del sector paceños y posteriormente la subida de la unidad de pan de 0,40 a 0,50 bolivianos.

Los comerciantes consultados apuntaron también a la subida de la carne de res, que se debió principalmente a la decisión del Ejecutivo de clausurar los frigoríficos, donde expendían los internadores de carne de res del Oriente comercializaban a los carniceros minoristas para obligarlos a emitir factura, porque asegura que diariamente tienen ventas que llegan a 180 bolivianos.



LOS PANIFICADORES SEÑALARON QUE EL GOBIERNO ES EL PRINCIPAL RESPONSABLE DEL INCREMENTO DE PRECIOS DE LOS ALIMENTOS.





EL PRECIO DE LA CARNE DE RES SUBIÓ EN LA CIUDAD DE LA PAZ DEBIDO AL PARO DE ACTIVIDADES QUE APROBARON LOS CARNICEROS MINORISTAS. Si bien la medida no paralizó la comercialización de carne en sus distintas variedades, se pudo observar un incremento del precio de entre 1 y 3 bolivianos. Los dirigentes del sector señalaron que si el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) obligó a facturar a los internadores de carne de res, el efecto se sentirá en el incremento del precio al consumidor final.

Según el informe del INE, el kilo de carne de res con hueso pasó de 26,07 en enero de a 26,09 bolivianos en junio; mientas la carne de res con hueso en este mismo lapso de tiempo pasó de 29,33 a 30,12 bolivianos; el kilo de carne de res molida estaba en enero 26,68 y en junio subió a 26,77 bolivianos. También cabe señalar que el precio de las demás carnes, como de cerdo y de pollo registraron un descenso de precios en este mismo período de tiempo. El kilo de carne de cerdo estaba en 33,48 bolivianos en enero y bajó en junio a 26,57 bolivianos, según datos del INE.

No comments:

Post a Comment