Saturday, December 5, 2015

El 85% de los juguetes que el país importa proviene de China

Durante 2014, el 85% de los juguetes importados provino de China, según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), con base en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).
El anterior año se compró un valor total de 30,7 millones de dólares, de los cuales 26 millones de dólares corresponden al gigante asiático (ver cuadro).
A septiembre de este año, el valor de las importaciones sumó 18,1 millones de dólares, de los cuales 14,9 millones de dólares tienen origen en China.
El segundo país del que Bolivia importa juguetes es Estados Unidos con un valor de 1,2 millones de dólares, un 4% de las compras totales de 2014.

En comparación, las adquisiciones en México, Brasil, Hong Kong, Indonesia y Alemania, entre otros mercados, son menores.

Los datos revelan que los juguetes más demandados por los comerciantes bolivianos son los triciclos, las patinetas, los coches a pedal, los coches y sillas de ruedas para muñecas, las muñecas con vestidos y otros accesorios como zapatos y sombreros, los rompecabezas de todo tipo, los trenes eléctricos y los juguetes de construcción.
Luego vienen la juguetería de instrumentos musicales, los juguetes con motor, los videojuegos con receptor de televisión y las videoconsolas.
Por ejemplo sólo en la importación de muñecas y otras variedades de la misma clase las compras el anterior año alcanzaron a los cinco millones de dólares.
Los productos se venden en los mercados del país a precios económicos en comparación con los juguetes de marca.
Competencia
El encargado de ventas de Anatina Toys -una empresa dedicada a la producción de juguetes nacionales-, César Ramos, explicó que la importación de juguetes desde China desincentiva a los productores bolivianos que se dedican a este tipo de emprendimientos.
"Pese a que nuestros productos son de calidad, ya no podemos competir con productos más baratos. A la gente no le interesa la calidad, prefiere irse al precio, no entienden que cuando compran productos nacionales se generan empleos en el país, los recursos se quedan aquí”, observó.

En un recorrido por la Uyustus, donde operan los vendedores mayoristas y al detalle de juguetes, Página Siete comprobó que los juguetes en su mayoría son de procedencia china.
Por ejemplo, este año la novedad para las niñas son las muñecas que hablan; conectándolas al celular mediante el USB, se puede bajar aplicaciones para que pronuncien más palabras al contestar. Cuestan entre 180 y 250 bolivianos, según el tamaño.
Para los niños, los comerciantes decidieron importar en cantidad los drones que cuestan entre 500 y 800 bolivianos, lo cual depende del material plástico o aluminio y el tamaño. El aparato, mediante una aplicación, se puede controlar desde el celular.
En ambos casos, los juguetes son chinos, informaron las vendedoras de ese centro de abasto.
Promoción "Hecho en Bolivia”
El jueves, el Gobierno lanzó el movimiento "Hecho en Bolivia” con el fin de promover el consumo de productos nacionales y mejorar la calidad de la oferta.
Paralelamente, con el objetivo de proteger la industria local, se analizan nuevas medidas para-arancelarias.
La ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, enfatizó que será una campaña constante para que los mercados, supermercados, los municipios y el comercio en general se sumen al consumo de productos nacionales, con el fin de fortalecer el trabajo en el país y contribuir al crecimiento económico.
El productor chino no sólo tiene mercado en Bolivia para los juguetes, sino también para automóviles, textiles, calzados, cueros, motocicletas, alimentos procesados, maquillajes, accesorios y maquinaria, entre otros. La balanza comercial con el gigante asiático es deficitaria.

No comments:

Post a Comment