Thursday, December 8, 2016

Agua y medicamentos medirán el IPC en Bolivia a partir de 2017

A partir del próximo año, el agua en botella y los medicamentos, en distintas modalidades, formarán parte de los ítems de la canasta familiar que medirán el Índice de Precios al Consumidor (IPC), es decir cómo y bajo qué condiciones sube el costo de vida para los bolivianos y bolivianas, anunció el director ejecutivo de la entidad, Luis Fernando Pereira Stambuk.

ÍTEMS PARA MEDIR LA INFLACIÓN

En la actualidad, los productos con mayor incidencia positiva o negativa que inciden en los precios y el nivel de inflación son el tomate, la papa, alquiler de la vivienda, cebolla, carne de res con hueso, almuerzo consumido fuera del hogar, carne de pollo, locoto, queso criollo, haba, zanahoria y arveja.

Del mismo modo, el índice general de artículos de consumo humano sobre el cual el INE, mide la inflación y el costo de vida es el siguiente: alimentos y bebidas no alcohólicas, bebidas alcohólicas y tabaco, prendas de vestir y calzados, vivienda y servicios básicos, muebles, bienes y servicios domésticos, salud, comunicaciones, recreación y cultura, educación, restaurantes y hoteles, bienes y servicios diversos.

AGUA Y MEDICINAS

El consumo diario de alimentos en restaurantes, generó problemas de salud para la población, por lo que, por ejemplo, para frenar la obesidad, la ciudanía acude a medicamentos lo que encarece la subsistencia de las familias. Está razón, fundamentalmente explica razones para que el INE, decida incluir a las medicinas en el IPC, comentó Pereira.

Con relación al consumo de agua, la autoridad informó que de hecho en cuatro ciudades: La Paz, Cochabamba, Beni y Pando, ya formaron parte de la canasta familiar para medir la inflación pero a partir del próximo año “en todas las capitales el agua entrará en el sistema de presupuesto familiar”, declaró Pereira a medios estatales en esta capital.

La decisión responde también al hecho de que entre los años 2003 y 2004 “no consumíamos tanta agua como actualmente consumimos”, apuntó la autoridad. En referencia a los precios del agua en botella y el costo que implica ahora tener el servicio serán también medido en función de la incidencia que tengan para cada familia.

Con la crisis del agua que vive La Paz, por ejemplo, muchos hogares no pagarán un solo boliviano por el líquido elemento, porque sencillamente no tuvieron acceso al servicio lo que no encarecerá su costo de vida.

Sucederá lo mismo con respecto al agua embotellada, los precios tampoco subieron, significativamente, subrayó Pereira.

AÑO REGULAR

El comportamiento del IPC durante la gestión que culmina, fue hasta ahora, bastante regular, indicó.

“Muy pocos municipios como el de La Paz vivió ajustes importantes, por ejemplo, para el precio del transporte porque además está vinculado al costo de los alimentos, en general y a pesar de la sequía, no incidieron sustancialmente en el Índice de Precios al Consumidor (IPC)”, comentó a modo de realizar un balance final sobre el comportamiento que tuvieron, hasta ahora, el precio de los principales artículos del consumo familiar.

No comments:

Post a Comment