Wednesday, January 25, 2017

Luis Fernando Pereira Stambuk : “La tecnología y la alimentación influirán en el nuevo IPC”



Desde abril cambiará el año base del IPC y la nueva estructura de gastos en el país. Pereira trabaja en los últimos detalles.

¿Cómo avanza la actualización de la nueva base del Índice de Precios al Consumidor (IPC)?
Estamos terminando de cotizar. Tenemos que someter la metodología al Comité Técnico Interinstitucional y presentar los resultados a los ministros. En función a eso, nos dan el visto bueno para empezar a aplicar la nueva estructura de gastos y cambiamos el año base.

¿Cuándo será eso?
El INE ya está en la capacidad técnica. Pero estimamos que sería en abril. El año base será el 2016.

¿Qué diferencias habrá en este nuevo IPC?
El mayor cambio será en la estructura de gastos porque los gastos en los hogares han cambiado desde el 2003. No consumimos lo mismo, los precios relativos han cambiado, han aparecido otros gastos. Ya no compramos algunas otras cosas. El otro cambio es de la cobertura geográfica. Es decir que son las mismas nueve canastas que teníamos, pero ahora la estructura de medición cambia en La Paz y suma el nivel de consumo, además de El Alto, a Viacha y Achocalla. En Santa Cruz serán las ciudades de Santa Cruz, La Guardia y algunos barrios de Warnes. En Cochabamba se dará el mayor cambio. Antes se tomaba en cuenta el municipio de Cochabamba, pero ahora va desde Sacaba hasta Vinto. Esa es el área geográfica de referencia de la nueva canasta.
La gente desconfía de los cambios ¿Qué deberá hacer la gente para que se sienta segura en este tema?
En el caso del IPC, el INE publica desde los precios con que se calcula el índice, las ponderaciones, los números, etc. Lo único que no publicamos son los establecimientos porque ya entra la confidencialidad de la información. Pero toda esa información, como actualmente ocurre, va a ser totalmente transparente y cualquier persona o investigador podrá replicar el indicador.

¿Cambiarán los artículos que definen el IPC actual?
Pocos se cambian y otros no. Por ejemplo, en La Paz, la marraqueta sigue y seguirá siendo un artículo importante. Pero el televisor que se cotizaba, no puede seguir siendo el mismo televisor porque ahora ya no existe. Lo mismo sucede con la ropa. En cambio, el tomate pera se mantiene. Aunque la tecnología productiva puede determinar que ese tomate tenga un rendimiento mayor, por lo tanto, a precios mayores llegado el momento.

¿Y cuál ha sido el artículo sorpresa?
Todavía estamos en la fase de investigación. Pero las tecnologías de la información y comunicación llegarán a tener un peso importante porque hoy en día, la mayor parte de los hogares tiene al menos un celular de alguno de los miembros del hogar. También está el internet que se usa para la educación escolar y universitaria. El internet tiene su peso en la canasta y artículos que van entrando a ciertos departamentos, como la quinua en Santa Cruz. El otro tema es el peso que van a tener los alimentos consumidos fuera del hogar. Dependiendo del departamento, el 30% de las necesidades de alimentación en los hogares, la satisfacen en las calles. Mucha gente ya no regresa a sus casas, comen en pensiones, comida rápida o se piden en sus oficinas

No comments:

Post a Comment