Wednesday, October 17, 2018

2 millones de bolivianos sin seguridad alimentaria

En el Día Mundial de la Alimentación que se celebró ayer, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en Bolivia (FAO) señaló que pese a los avances logrados en los últimos años, alrededor de dos millones de personas viven en Bolivia sin seguridad alimentaria.

El personero del organismo internacional Ronald Quispe señaló que en el país al menos 18 por ciento de la población se encuentra en tal situación. Ese dato coincide con la población en extrema pobreza. El exministro de Economía, Luis Arce, señaló que en el país existen 1.8 millones de connacionales en situación de extrema pobreza.

CONMEMORACIÓN

Quispe participó ayer en la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación en homenaje a la fundación de la FAO fundada en 1945 en el marco de las Naciones Unidas, acto que se realizó en el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras.

Según dijo, la extrema pobreza contrasta con el elevado porcentaje de la población con altos niveles de obesidad, según datos ofrecidos en el mismo evento por el Instituto Nacional de Estadísticas, (Ine).

El personero de la FAO atribuyó el sobrepeso en la población al consumo de alimentos fuera del hogar. “Los alimentos fuera del hogar no son necesariamente saludables”, manifestó. El estudio del INE, presentado por la analista, Mónica Moscoso, estimó que las familias destinan 47 por ciento de sus ingresos al rubro alimentación, mientras que un 34.3 por ciento de la población consume alimentos fuera del hogar. Quispe atribuyó a los mayores ingresos de las familias que en promedio llegaron en los recientes años a ingresos de $us 3.000 anuales.

La seguridad y soberanía alimentaria a nivel nacional, no van de la mano con los hogares, insistió Quispe. “La seguridad alimentaria no garantiza las cantidades necesarias para la salud de las familias”, insistió.

“Nos preocupamos por la cantidad de alimentos y la distribución en los hogares, pero no se enfoca la atención en las familias para ver si realmente consumen una dieta equilibrada”. Bolivia importó alimentos y bebidas en el primer semestre de 2018, por valor de 370.2 millones de dólares, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES

El jefe de la Dirección de Alimentación y Nutrición del Ministerio de Salud, Yecid Umacayo, sostuvo que los alimentos que se consumen fuera del hogar no son nutritivos, y que el pilar de la alimentación debiera apuntar a la prevención de enfermedades. Por ello, destacó la educación nutricional.

“El desequilibrio en cuanto a la alimentación del boliviano se traduce a la larga en obesidad”, apuntó a tiempo de indicar que hay una ley de alimentos que paulatinamente se implementará en los hogares a través de los líderes de los jefes de familia, y también se difundirá en las escuelas.

Manifestó que el boliviano en general no tiene orden en alimentarse, ya que no desayuna y come al mediodía en exceso y lo que almuerza fuera del hogar tiene alto contenido calórico, en tanto que la cena contiene también mayores niveles de carbohidratos.

MALA ALIMENTACIÓN

La funcionaria del Instituto Nacional de Estadística INE explicó que el estudio presentado fue realizado en 2016, y que es el primero en el país en determinar la cantidad de nutrientes que la gente consume fuera del hogar. En las conclusiones de la investigación se señaló que las personas se alimentan con mínimo contenido de verduras y frutas, pero con abundante proporción de carbohidratos.

El estudio del INE mostró también que las calorías que las personas ingieren en el desayuno apenas llega a 11 por ciento de valor nutricional necesario, mientras que lo recomendable es 20 a 25 por ciento.

No comments:

Post a Comment