Thursday, November 20, 2014

Caen las exportaciones de azúcar, soya y joyería



Si bien entre enero y septiembre de 2014, las exportaciones bolivianas crecieron un 9% respecto a similar período de 2013, llegando a sumar $us 9.987 millones, cinco sectores registran una notable disminución motivada por la caída de los precios internacionales de las materias primas.

Las ventas de azúcar, frejol, joyería, girasol, soya y sus derivados registran un descenso y generan temor en los exportadores y productores.

Jimena León, jefe de la Unidad de Estadísticas del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), señala que de acuerdo con datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las exportaciones de azúcar y sus derivados son las que mayor caída registran en volumen y valor.
Del mismo modo, cayeron las ventas de oleaginosas y sus derivados, sobre todo el girasol. El frejol es el segundo grupo de productos más afectado, 12 millones de dólares fue la disminución de sus ventas externas, luego le siguen otros productos (ver infografía).

Carlos Rojas, presidente del Ingenio Azucarero Guabirá, alertó que este año no habrá exportación del producto por falta de permisos del Gobierno, además por la merma en la producción en un 20% a escala nacional. Empero, ya está garantizado el mercado nacional.

Fuentes del sector señalaron que hasta el lunes se logró producir 9,1 millones de quintales, es decir, 2 millones menos que en 2013. La zafra prevé concluir a fin de mes.

Por su lado, los productores de frejol y el sector de la joyería temen un mayor impacto en sus ventas hasta fin de año.

Compromiso de trabajo
Demetrio Pérez, presidente de Anapo, que ayer participó del foro Soya: su importancia como cadena de valor agroproductiva en Bolivia, expresó su compromiso de trabajar la tierra y producir los alimentos necesarios para garantizar la soberanía alimentaria, pero para ello pidió condiciones, empezando por la liberación de exportaciones.

El sector agroproductivo acepta el desafío de triplicar la producción de alimentos hasta el 2025 y de incrementar la frontera agrícola en un millón de hectáreas a corto plazo, tal como lo propone el Gobierno; sin embargo, para cumplir la meta demanda seguridad jurídica; liberación de la exportación de alimentos; uso de biotecnología y mejora de la logística y transporte.
El viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez, pidió ayuda al sector oleaginoso para planificar actividades y el calendario agrícola en 2015.

Por otro lado anoche se creó una comisión de los mineros para analizar la caída de los precios de los minerales

No comments:

Post a Comment