Wednesday, July 3, 2013

Mortalidad infantil en Bolivia cayó en un 58% desde 1990

Bolivia está en camino de cumplir los Objetivos del Milenio, tras salvar la vida de 231 mil niños en los últimos 21 años gracias a la cooperación nacional e internacional, destacó ayer el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés).

Desde 1990 la tasa de mortalidad descendió un 58%.

Ésa es una de las conclusiones que se desprende del informe “Una Victoria Posible: la ayuda internacional y la supervivencia infantil en Bolivia”, presentado en España por el director ejecutivo de Unicef, Javier Matos, quien según la agencia EFE, con el estudio busca demostrar la utilidad de la cooperación internacional, que en todo el mundo ayudó a salvar la vida de 73 millones de niños.

El informe, al cual tuvo acceso Página Siete, indica que de acuerdo con los más recientes datos de la iniciativa Cowntdown (que evalúa el progreso de la salud infantil de 75 países en desarrollo), de 1990 a 2011, es decir en los últimos 21 años, la mortalidad infantil en Bolivia cayó de 121 a 51 por cada mil nacidos vivos, por lo que la tasa de este indicador cayó en 58%.

De continuar así, resalta el estudio, permite pensar que para 2015 podría alcanzar el Objetivo del Milenio, que en Bolivia significaría alcanzar a 40.

Según el viceministro de Salud, Martín Maturano, el último informe del Estado indica que la tasa se redujo aún más, ya que actualmente hay 46 muertes de niños menores de cinco años por cada mil nacidos vivos.

“Sabemos que esa cifra aún es alta en la región, pero las políticas que implementó el Gobierno, como el Bono Juana Azurduy, está reduciendo estos índices”, manifestó la autoridad.

Avanza por el nivel de vida

El informe destaca que la salud materno infantil de los bolivianos mejoró como consecuencia de los avances generales del nivel de vida. El PIB (Producto Interno Bruto) per cápita se dobló en la última década.

“El conjunto del gasto en salud se incrementó de 450 millones de dólares en 2003 a 1.067 millones en 2010”, reza el estudio.

El representante de Unicef en Bolivia, Marco Luigui Corsi, dijo que pese a esos datos alentadores, “necesitamos progresos más acelerados, ya que salud es el área donde menos se avanzó, al igual que en saneamiento, mientras que se muestra importantes avances en educación, pobreza y acceso al agua potable”.

Explicó que donde se requiere esfuerzos colectivos es en el área de violencia, ya que en el país cada día se reportan informes de feminicidio e infanticidio.

En ese sentido, en España, Unicef puso en marcha la campaña “Ahora no podemos”, donde explica todo lo que se logró para concienciar a la sociedad de que la crisis que atraviesan varios países no puede paralizar estas ayudas. “Somos conscientes del momento en el que vivimos, pero es una realidad que no podemos parar”, enfatizó Matos.

Punto de vista


Opinión
mARTÍN mATURANO Viceministro de SaludEl Gobierno de Evo Morales ha comprometido trabajar por el desarrollo del país, es un esfuerzo permanente que se realiza, pero sobre todo en el tema de la mortalidad infantil, por eso este tema desde 2006 se pone en agenda con prioridad, pero además con el acompañamiento de inversión y estrategias de diferente índole para cumplir las metas del Milenio.En ese sentido, podemos apreciar que al momento estamos con una tasa de mortalidad infantil que está por debajo de 50 por mil nacidos vivos, es una tasa alta respecto a otros países de la región. Las diferentes políticas, como la implementación de la Salud Comunitaria Intercultural, el fortalecimiento de los hospitales, la dotación de ambulancias y el Bono Juana Azurduy de Padilla nos permitieron llegar a reducir la tasa de mortalidad.

Pero aún falta trabajar, especialmente en Potosí y Chuquisaca, departamentos donde las tasas de mortalidad infantil están por encima de la media nacional, es decir que tienen más de 46 niños que mueren por cada mil nacidos vivos.



Prevalece la discapacidad intelectual
En los 117 centros de educación especial que hay en el país estudian 5.796 niños y adolescentes, de ellos la mayoría (el 48%) presenta discapacidad intelectual, de acuerdo con el Ministerio de Educación.

Del estudio sobre la situación actual de la educación especial en Bolivia, que se elaboró en 2010 y fue presentado ayer, se desprende que este tipo de discapacidad prevalece en el territorio, ya que el 19,7% de 5.796 estudiantes sufre de discapacidad múltiple, el 15% auditivo, el 8,7% fisicomotora y el 5,2% visual.

Sin embargo, esa cantidad de niños no representa el total de los menores de 14 años con discapacidad que viven en el país, ya que según el representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Bolivia, Marco Luigui Corsi, no hay datos sobre cuántos sufren de algún tipo de discapacidad.

Por ello, añadió que sólo hay estimaciones, por ejemplo, “se dice que el 10% de la población tiene algún tipo de discapacidad”. No obstante, hizo notar que aún no hay datos oficiales en gran parte del mundo, por lo que destacó la elaboración en Bolivia del informe titulado “Estado Mundial de la Infancia 2013, Niñas y Niños con Discapacidad”.

En ese marco, pidió a las autoridades nacionales realizar esfuerzos para tener datos reales sobre esta población, para que las condiciones de los niños mejoren. Señaló que se requiere saber cuántos son, dónde están, cuáles son las discapacidades, para incluir a esta población.

Corsi explicó que con esos datos será posible “crear políticas (para esta población) en diferentes áreas como salud, educación y trabajo, lo que permitirá que sea una sociedad inclusiva”.

Según el Ministerio de Salud, en 2010 la misión Moto Méndez elaboró un primer registró de personas con discapacidad, en el que anotaron a 4.886 menores de 14 años, 2.139 tenían discapacidad físico-motora, 1.746 auditiva y solamente 25 mental.

No comments:

Post a Comment